miércoles, 13 de febrero de 2013

Jabón de miel

La receta de hoy es de un jabón muy hidratante ya que lleva aceite de almendras dulces, y con espumita porque le vamos a poner aceite de coco...No vamos a esperar más y voy a poner la receta!!!
Ingredientes:
250 ml de aceite de oliva virgen.
250 ml de agua.
10 cucharadas soperas de sosa.
50 ml de aceite de almendras dulces.
100ml de aceite de coco.
2 cucharaditas de miel.
2 cucharaditas de leche.
Aceites esenciales para darle olor.
En primer lugar, poner los aceites a calentar. Por otro lado, añadimos la sosa al agua y removemos hasta que no haya sosa sin diluir.
A la mezcla de aceites vamos añadiendo poco a poco la sosa diluida y batimos con la batidora primero a baja velocidad y luego aumentamos. Cuando tenga consistencia de mayonesa, añadimos la miel y la leche así como los aceites esenciales que más os gusten ( unas 15 gotas). Movemos hasta que esté homogéneo y enmoldamos.
Ya sabéis que esperamos 1 día o 2 para desmoldar y un mes para utilizar, manteniendo el jabón en un sitio oscuro poco ventilado.
Este jabón tiene muchas propiedades además de las que he citado anteriormente porque la miel le da propiedades energizantes, antisépticas y cicatrizantes...así que no dejéis de probarlo y me contáis.


viernes, 8 de febrero de 2013

Crema hidratante

Después de un tiempo de no hablar por aquí, vuelvo con nuevas cositas que espero que os sirvan de algo y que os gusten.
Para hacer una crema hidratante casera necesitamos los siguientes ingredientes:
25g de gel de aloe vera.
25g de manteca de cacao o karité.
25ml de aceite de almendras ( preferiblemente ecológico).
25ml de aceite de oliva virgen.
10 gotas de aceite esencial de la fragancia que más nos guste.
En un cazo, mezclamos la manteca de karité o cacao con el aceite de oliva y el de almendras, moviendo con una cuchara de palo hasta que estén bien mezclados. Esto lo hacemos al baño María.
Una vez bien mezclados, ponemos esta mezcla en un recipiente y añadimos las gotas de aceite esencial. Dejamos a temperatura ambiente reposando unas 8 horas. Si hace mucho calor, lo dejamos en la nevera. El recipiente lo tenemos que tapar bien y además protegemos de la luz.
Pasadas las 8 horas, añadimos el gel de aloe vera removiendo bien hasta que adquiera la consistencia de una crema...y ya está lista!!!
Veréis que es muy fácil de hacer y se puede conservar hasta 6 meses. Los resultados son espectaculares...Bueno ya me contáis!!!!