viernes, 24 de agosto de 2012

Bálsamo para hidratar los pies

El verano es una época del año en la que la piel de nuestros pies se reseca principalmente porque no están protegidos ya que nos ponemos sandalias, chanclas y estamos descalzos en la piscina o la playa. A veces se nos ven esa piel del talón muy fea incluso con grietas que hasta pueden sangrar....
Cuando me pongo las sandalias y me veo los talones!!! Uf me dan ganas de quitármelas. Vamos a intentar solucionarlo con una cremita para hidratar y refrescar nuestros pies!!!
Necesitamos:
30ml de cualquier tipo de aceite vegetal que tengamos a mano: yo uso de oliva virgen extra, sésamo, almendras dulces...el que tengáis.
50gr de manteca de Karité que encontramos en herboristerías.
20ml de macerado de caléndula.
1 gota de aceite esencial de zanahoria o si no tenéis o no encontráis, el de lavanda va muy bien.
Los mezclamos bien con la varilla y aplicamos sobre la piel. Debéis guardar en el frigorífico porque no lleva conservantes y se os puede estropear.
Se debe utilizar más bien por la noche para que por la mañana estén en perfectas condiciones.
Tengo que decir que los aceites esenciales pueden producir alergias por lo que os recomiendo que antes os echéis una gotita en la muñeca y esperéis un día.
Algo que os estaréis preguntando es cómo se hace el macerado de caléndula. Es bien fácil.
Tomamos un puñadito de pétalos de caléndula secos que venden en bolsitas en herboristerías y los ponemos en un tarro esterilizado (yo uso los reciclados de las verduras). Echamos aceite vegetal del que tengamos a mano: girasol, oliva, sésamo, almendras... y cubrimos totalmente las hojas. Lo dejamos una semana moviéndolo un poco diariamente para que suelten sus sustancias. A la semana, colamos las hojas con un colador y el aceite lo guardamos en un frasco oscuro. Si no tenemos podemos envolver el exterior con papel de aluminio.
Bueno pues ya está la recetita de hoy...Me gustaría que me contárais vuestros resultados!!! Saludos!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario