viernes, 10 de agosto de 2012

Mascarilla nutritiva de polen

Después de varios días sin escribir debido al trabajo, hoy os traigo una mascarilla fácil de hacer, económica y muy nutritiva que sirve para todo tipo de piel.
Necesitamos: Una yema de huevo, polen, agua de rosas y aceite de almendras.
El agua de rosas la podemos comprar en herboristerías o en parafarmacias pero para que nos salga más económico aún, la podemos hacer casera. Tomamos unos 50gr de pétalos de rosas que no sean de floristerías porque le ponen sustancias para que duren más. Hervimos agua y le echamos una taza de agua hirviendo a los pétalos. Dejamos 10 minutos tapando la taza. Colamos las hojas y al agua que nos sale le añadimos una cucharadita de glicerina líquida. Movemos y ya lo tenemos.
Primero, tomamos la yema de un huevo y le añadimos una cucharadita de polen. Yo el que utilizo es ecológico y es de primera calidad.
Batimos y añadimos una cucharadita de agua de rosas casera o de herboristería.
Seguimos moviendo con la varilla. Añadimos una cucharadita de aceite de almendras dulces.
Dejamos reposar un rato, unos 10 minutos para que se disuelva del todo el polen.
Luego limpiamos bien la cara y con una brocha aplicamos la mascarilla a la cara. La dejamos de 10-15 minutos y luego retiramos con agua tibia. No hace falta poner crema después.
Pues a probarla!!! Yo me la voy a poner inmediatamente...ya me contaréis. Saludos.








No hay comentarios:

Publicar un comentario